Velázquez, Diego Rodríguez de Silva y (Sevilla, 1599-Madrid, 1660)
La infanta Margarita


Pintura
Material: Lienzo
Dimensiones: 115 x 90 cm.
Signatura P.91

Se encuentra en el Palacio de Liria , lugar de la estancia, Salón Español .

Historia de la procedencia

El cuadro aparece citado por primera vez en un inventario hecho a la muerte de don José Álvarez de Toledo, duque de Alba y marqués de Villafranca, casado con la XIII duquesa de Alba. doña María del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo. El documento, fechado en 1796, dice así: "Nº 61. otro (retrato) de cuerpo entero, de una niña vestida de blanco a la española antigua, original de don Diego Velázquez, igual en tamaño y marco a la anterior (cuatro pies y seis dedos de alto, por tres y cuatro de ancho, marco de escayola)". Puede asegurarse que el lienzo perteneció a don Gaspar de Haro y Guzmán, V conde-duque de Olivares y VII marqués del Carpio, ya que en este inventario se cita el lienzo dentro de los que proceden de esta colección y que llevan al dorso un cifra con las letras "D", "G" y "H", que corresponde a don Gaspar. Estas letras quedarían ocultas al forrarse el lienzo. La pintura no se menciona en los inventarios conocidos de este personaje porque el más antiguo (de 1651) es anterior al cuadro y los demás registran solamente la pinturas que tuvo don Gaspar en Roma y Nápoles. Cuando se agregó, en 1802, la Casa de Alba a la de Berwick, el lienzo formó parte de los 32 que se consideraron vinculados al título. Posteriormente algunos críticos disminuyeron su valor artístico, llegando incluso a ser considerada como obra de taller. La presencia del cuadro en la exposición de "Retratos de niños", celebrada en 1925 por la Sociedad Española de Amigos del Arte, inició su revalorización. Ya se reconoció que la obra "es muy superior a cuanto se conoce de Mazo". Mayer reprodujo el lienzo en su Catalogue (nº 525, lámina 182), si bien su juicio fué todavía vacilante. Débese al profesor Sánchez Cantón la terminante inclusión del lienzo entre los originales de Velázquez. Al analizar el retrato de la infanta Margarita que preside "Las Meninas", observó que entre los siete retratos que de ella hizo el gran artista , el de la Casa de Alba debió ser el primero; también dice que "probablemente es el ejemplar hecho del natural, repetido con mayor soltura ensanchando el fondo y completado con un florero en el del Museo de Viena".

 



Préstamos a exposiciones

Figuró en la exposición de cuadros de la Casa de Alba celebrada en el Museo del Prado entre 1945 y 1946.