Rubens, Peter Paul, copia de Tiziano (Siegen, Westfalia, 1577-Amberes, 1640)
El emperador Carlos V y la emperatriz Isabel de Portugal


Pintura
Material: Lienzo
Dimensiones: 114 x 164 cm.
Signatura P.489

Se encuentra en el Palacio de Liria, lugar de la estancia, Salón Flamenco .

Historia de la procedencia

Fué adquirido en Londres el 18 de noviembre de 1935 a Mr. Frank Sabin.

 

Observaciones

Copia realizada por Rubens en uno de sus dos viajes a España, tal vez en el segundo (1628-1629). El original del Tiziano, según los inventarios palatinos de los siglos XVI y XVII estuvo en el Alcázar de Madrid y en el Palacio del Pardo, decorando también la celda del Emperador en el monasterio de Yuste. Se quemó en el incendio del Alcázar de 1734. El cuadro pintado por Rubens no puede considerarse copia literal, sino versión libre ya que el fondo evoca un paisaje que no pudo ser contemplado por el artista veneciano. Los pormenores de la indumentaria reflejan en cambio fidelidad hacia el original. Sánchez Cantón observó que la Emperatriz lleva el mismo vestido que aparece en un primer retrato realizado por el Cadorino y que, perdido, puede conocerse a través de una tabla propiedad del marqués de Santo Domingo y de un grabado Iode. La pareja debió pintarse seguramente antes que el soberbio retrato de la Emperatriz conservado en el Museo del Prado. Tiziano alude a este lienzo en carta escrita a Granvela en 1548, recogida por Beroqui; se refiere a varios lienzos que envía a Carlos V y entre ellos cita "quello che sono sua Maestá et la Imperatrice". La versión aquí catalogada se cita con el nº51 en el inventario de las obras existentes en el taller de Rubens a su muerte, en estos términos: "le pourtrait du dit Empereur avec sa femme sur la meme toile". Vos ha publicado un dibujo de Rubens donde puede entreverse, en el hombro derecho del retrato de Federico Gonzaga, duque de Mantua, la cabeza del Emperador.


Préstamos a exposiciones

Figuró en la exposición "Portugal em Espanha" celebrada en Lisboa en 1950 titulada "Charles-Quint et son temps" celebrada en Gante en 1955 para celebrar el centenario de la abdicación del Emperador ante los Estados Generales de Bruselas, y en la dedicada al mismo Carlos V en Toledo, para celebrar el centenario de su muerte (1958). También con motivo del centenario se hizo una copia del cuadro para decorar una habitación de la residencia del Emperador en el monasterio de Yuste.